miércoles, 7 de diciembre de 2016

KECHARITOMÉNE: LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

«Llena de gracia», en el original griego «kecharitoméne», es el nombre más bello de María, nombre que le dio el mismo Dios para indicar que desde siempre y para siempre es la amada, la elegida, la escogida para acoger el don más precioso, Jesús, «el amor encarnado de Dios» (encíclica «Deus caritas est», 12).

Celebramos hoy una de las fiestas de la bienaventurada Virgen más bellas y populares: la Inmaculada Concepción. María no sólo no cometió pecado alguno, sino que quedó preservada incluso de esa común herencia del género humano que es la culpa original, a causa de la misión a la que Dios la había destinado desde siempre: ser la Madre del Redentor (Benedicto XVI, 2006).

El magisterio de la iglesia concluyó que María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano.

El texto bíblico que sustenta la inmaculada concepción de la Virgen María es de la anunciación y encarnación, Lucas 1, 28: “El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: « ¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo»”, que nos recuerda que María es «kecharitoméne» hija predilecta de Dios, llena de gracia.

Finalmente, la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María nos invita a la pureza para que Jesús resida en nosotros y nos llama a la consagración al Corazón Inmaculado de María, lugar seguro para alcanzar conocimiento perfecto de Cristo y camino seguro para ser llenos del Espíritu Santo.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

ADVIENTO: LA ALEGRÍA ANTE LA VENIDA DEL SEÑOR

Sabiéndonos necesitados de Dios utilicemos el tiempo del adviento para preparar el recibimiento que Él se merece en nuestro corazón, como lo dice san Anselmo: “deja un momento tus ocupaciones habituales; entra un instante en ti mismo, lejos del tumulto de tus pensamientos. Arroja fuera de ti las preocupaciones agobiantes; aparta de ti tus inquietudes trabajosas. Dedícate algún rato a Dios y descansa siquiera un momento en su presencia. Entra en el aposento de tu alma; excluye todo, excepto Dios y lo que pueda ayudarte para buscarle; y así, cerradas todas las puertas, ve en pos de él. Di, pues, alma mía, di a Dios: Busco tu rostro; Señor, anhelo ver tu rostro”.

Este tiempo de adviento es un tiempo favorable para encontrarnos con Dios, en la oración, las obras de caridad, el cambio de las malas costumbres. Alegrémonos también ante la inminente llegada del salvador, como lo dice san Carlos Borromeo: “Ha llegado, amadísimos hermanos, aquel tiempo tan importante y solemne, que, como dice el Espíritu Santo, es tiempo favorable, día de la salvación, de la paz y de la reconciliación; el tiempo que tan ardientemente desearon los patriarcas y profetas y que fue objeto de tantos suspiros y anhelos; el tiempo que Simeón vio lleno de alegría, que la Iglesia celebra solemnemente y que también nosotros debemos vivir en todo momento con fervor, alabando y dando gracias al Padre eterno por la misericordia que en este misterio nos ha manifestado. El Padre, por su inmenso amor hacia nosotros, pecadores, nos envió a su Hijo único, para librarnos de la tiranía y del poder del demonio, invitarnos al cielo e introducirnos en lo más profundo de los misterios de su reino, manifestarnos la verdad, enseñarnos la honestidad de costumbres, comunicarnos el germen de las virtudes, enriquecernos con los tesoros de su gracia y hacernos sus hijos adoptivos y herederos de la vida eterna”.

Ante la vida que es tan corta recordemos el salmo 90: “Aunque uno viva setenta años, y el más robusto hasta ochenta, la mayor parte son fatiga inútil, porque pasan aprisa y vuelan”, esta oportunidad la tenemos cada año, no la dejemos pasar, abramos de par en par nuestro corazón para recibir a Cristo.



lunes, 28 de noviembre de 2016

EL MÉTODO “VERDAD, CAMINO Y VIDA”

La Visita Eucarística es parte fundamental de la oración de un paulino, esta se realiza diariamente y tiene como eje principal la Palabra de Dios, con la cual nos confrontamos, reflexionamos y a través del contacto diario con esta es que nos hace eficaces transmisores de la palabra de Dios.

La Palabra de Dios para el paulino no solo es un alimento espiritual, esta nos ayuda a nutrir la mente, fortalecer la voluntad e inflamar el corazón. Si no consideráramos esto de esta manera, nada nos diferenciaría con otras editoriales que también imprimen el evangelio.

Por lo anterior, nuestro fundador, el Beato Santiago Alberione diseñó el Método “Verdad, Camino y Vida”, que tiene lugar en la visita eucarística y meditación diarias.

En el primer momento (Jesús Verdad), esta destinado a la lectura de la Palabra, se debe lograr la comprensión espiritual de la misma, se lee –y relee – el pasaje bíblico sugerido (especialmente del Nuevo Testamento), para lograr entender lo que Dios nos quiere decir a través de este.

Para el segundo momento (Jesús Camino), esa palabra leída y entendida es el insumo para realizar nuestro examen de conciencia, debemos confrontar nuestra realidad, nuestros comportamientos, nuestras debilidades… todo para entregar nuestra vida a Jesús, para que Él obre en nosotros y nos ilumine y nos muestre el camino a seguir para la mejora personal en bien de los demás.

Se finaliza con una oración (Jesús Vida), preferiblemente espontanea, en la que le demos gracias por todo lo que nos ha dado, pedimos su intervención en nuestra vida, según lo confrontado en el segundo momento y ofrecemos un propósito para cambiar nuestra vida para sintonizarnos más con el Divino Maestro.

A través de la Visita Eucarística, entramos en intimidad con Jesús, en ella, tenemos la oportunidad de hablarle, agradecerle y exponerle nuestras alegrías, preocupaciones y necesidades; es momento en el que Él nos corrige y nos da fortalezas para seguir adelante.

viernes, 25 de noviembre de 2016

BEATO SANTIAGO ALBERIONE: MÍSTICA Y SUFRIMIENTO


Libertad interior y búsqueda de sentido

Para Viktor Frankl, fundador de la Logoterapia, el sufrimiento es un aspecto de la vida que no puede erradicarse, como no pueden apartarse el destino o la muerte. Todavía, sin todos ellos la vida no es completa.

Según Frankl, el sentido de la vida siempre está cambiando, pero nunca cesa. En este sentido podemos descubrir este sentido de la vida de tres modos distintos: (1) realizando una acción; (2) teniendo algún principio; y (3) por el sufrimiento.

En el primer caso el medio para el logro o cumplimiento es obvio. El segundo y tercer medio precisan ser explicados.

El segundo medio para encontrar un sentido en la vida es sentir por algo como, por ejemplo, la obra de la naturaleza o la cultura; y también sentir por alguien, por ejemplo el amor.

Cuando uno se enfrenta con una situación inevitable, insoslayable, siempre que uno tiene que enfrentarse a un destino que es imposible cambiar, por ejemplo, una enfermedad incurable, un cáncer que no puede operarse, precisamente entonces se le presenta la oportunidad de realizar el valor supremo, de cumplir el sentido más profundo, cual es el del sufrimiento. Porque lo que más importa de todo es la actitud que tomemos hacia el sufrimiento, nuestra actitud al cargar con ese sufrimiento. El sufrimiento deja de ser en cierto modo sufrimiento en el momento en que encuentra un sentido, como puede serlo el sacrificio.

Claro está que en este caso no hubo terapia en el verdadero sentido de la palabra, puesto que, para empezar, su sufrimiento no era una enfermedad y, además, yo no podía dar vida a su esposa. Pero en aquel preciso momento sí acerté a modificar su actitud hacia ese destino inalterable en cuanto a partir de ese momento al menos podía encontrar un sentido a su sufrimiento.

Uno de los postulados, básicos de la logoterapia estriba en que el interés principal del hombre no es encontrar el placer, o evitar el dolor, sino encontrarle un sentido a la vida, razón por la cual el hombre está dispuesto incluso a sufrir a condición de que ese sufrimiento tenga un sentido.

Hay situaciones en las que a uno se le priva de la oportunidad de ejecutar su propio trabajo y de disfrutar de la vida, pero lo que nunca podrá desecharse es la inevitabilidad del sufrimiento. Al aceptar el reto de sufrir valientemente, la vida tiene hasta el último momento un sentido y lo conserva hasta el fin, literalmente hablando. En otras palabras, el sentido de la vida es de tipo incondicional, ya que comprende incluso el sentido del posible sufrimiento.

La libertad interior

Para Frankl, el hombre puede conservar un vestigio de la libertad espiritual, de independencia mental, incluso en las terribles circunstancias de tensión psíquica y física. Así escribió en su obra “El hombre en búsqueda de sentido”:

“Los que estuvimos en campos de concentración recordamos a los hombres que iban de barracón en barracón consolando a los demás, dándoles el último trozo de pan que les quedaba. Puede que fueran pocos en número, pero ofrecían pruebas suficientes de que al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias – para decidir su propio camino.
Dostoyevski dijo en una ocasión: “Sólo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos” y estas palabras retornaban una y otra vez a mi mente cuando conocí a aquellos mártires cuya conducta en el campo, cuyo sufrimiento y muerte, testimoniaban el hecho de que la libertad íntima nunca se pierde. Puede decirse que fueron dignos de sus sufrimientos y la forma en que los soportaron fue un logro interior genuino. Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito”.

El modo en que un hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que éste conlleva, la forma en que carga con su cruz, le da muchas oportunidades – incluso bajo las circunstancias más difíciles – para añadir a su vida un sentido más profundo.

No piensen que estas consideraciones son vanas o están muy alejadas de la vida real.

Es verdad que sólo unas cuantas personas son capaces de alcanzar metas tan altas. De los prisioneros, solamente unos pocos conservaron su libertad sin menoscabo y consiguieron los méritos que les brindaba su sufrimiento, pero aunque sea sólo uno el ejemplo, es prueba suficiente de que la fortaleza íntima del hombre puede elevarle por encima de su adverso sino. Y estos hombres no están únicamente en los campos de concentración. Por doquier, el hombre se enfrenta a su destino y tiene siempre oportunidad de conseguir algo por vía del sufrimiento.

Organización: Francisco Galvão, novicio paulino, Brasil




jueves, 24 de noviembre de 2016

REGALO PERFECTO PARA ESTA NAVIDAD

Diciembre es un mes importante para la mayoría de las personas, ya que es el mes que celebramos el nacimiento del niño Jesús y es un mes lleno de alegría, de compartir en familia, de estar unidos ya que durante el año puede ser que estuvimos a largas distancias de nuestros seres queridos por el trabajo, por las ocupaciones etc; y para este tiempo nos preparamos para los regalos, las decoraciones de nuestras casa y mi pregunta ¿Cuál será ese regalo perfecto para esta navidad? Dios nos ha dado el regalo más grande y perfecto que toda persona quiere y es la “Vida”, no hay otro regalo que pueda superar este, por eso cada uno de nosotros debemos sobretodo dar gracias a Dios por ese hermoso regalo, también por el regalo de tener una familia que está siempre a nuestro lados, que a pesar de las dificultades que nos presente la vida, están siempre hay; hay personas en este mundo que no cuentan con una familia, no tienen el apoyo necesario para salir adelante.

Debemos dar gracias a Dios que tenemos salud y podemos pasar este tiempo con buen ánimo, con sonrisas abiertas en nuestro rostro; hay personas que en este tiempo está sufriendo por causa de una grave enfermedad, está sufriendo porque no tiene una protección médica que la respalde etc. Debemos dar gracias por ese hermoso regalo de mirar el sol día a día, de tocar a nuestros hermanos y darle un fuerte abrazo, de sonreir delante del que sonríe para compartir su felicidad, hay tantas cosas que Dios nos ha regalado que para mí, esos detalles aparte de muchos más que tenemos es el mejor regalo perfecto que en este tiempo de la navidad podemos tener.




miércoles, 23 de noviembre de 2016

MENSAJE TEOLÓGICO Y ESPIRITUAL DE PABLO DE TARSO


Algunos estudiosos de la historia cristiana antigua, consideran a Pablo como el “fundador” del cristianismo en el sentido de que él habría predispuesto los instrumentos e iniciado una organización teórica y práctica de la experiencia cristiana.

Las raíces del mensaje teológico y espiritual de San Pablo han de buscarse en la tradición bíblica y judía releída a la luz de la fe en Jesucristo.



El apóstol al respecto decía Sed imitadores míos, así como yo lo soy de Cristo. (1 Cor. 11,1) 

San Pablo tenía plenamente identificada su mision como mensajero del Señor y su labor al motivar el proyecto y el estilo de vida cristiana para las jóvenes comunidades, fundadas por él, estimulando así su búsqueda y reflexión en una constante confrontación con el ambiente cultural externo, hecho por el que fue llamado "apóstol de los gentiles".


Para reconstruir el pensamiento teológico de Pablo y comprender su orientación espiritual específica es oportuno individuar su modo de leer la Biblia y sus criterios de interpretación:

  • Pablo subraya la continuidad de la acción de Dios en la historia de la salvación que halla su cumplimiento en Jesucristo.
  • Se ampara en la fe cristológica , la cual le suministra el criterio para dis­cernir en el canon bíblico.
  • Usa textos claves en los cuales se condensa la promesa de la “Nueva” y definitiva Alianza (Jr 31, 31; Ez 36, 26-27).

lunes, 21 de noviembre de 2016

PARA EL PADRE ALBERIONE MARÍA REINA DE LOS APÓSTOLES ES FUNDAMENTAL

El Padre Santiago Alberione quiso incorporar a la Familia Paulina la devoción a María Reina de los Apóstoles, como parte fundamental de nuestra espiritualidad, gracias a su experiencia en el seminario de Alba como director espiritual.

El P. Alberione mientras desarrollaba su trabajo como director espiritual del seminario de Alba inculcó la devoción a María Reina de los Apóstoles, como lo atestigua en Abundantes Divitiae: “La devoción a la Reina de los Apóstoles también la inculcó, ya en el seminario: bajo su patrocinio se desarrollaron las conferencias de pastoral (1912-1915), la clase de sociología, y los primeros pasos de los neosacerdotes en el ministerio. María es co-apóstol; así como es corredentora” (AD, Numeral 181).

Para el P. Alberione es importante resaltar que María recibió un doble anuncio, el de ser Madre de Dios y el de ser Madre de todos los hombres, el primero lo recibió en la anunciación y encarnación, el segundo lo recibió en la crucifixión: “Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo»” (Juan 19, 26).

María Reina de los Apóstoles entrega a la humanidad la mayor riqueza y la mayor gracia que se puede dar, es decir, a Jesucristo por lo cual el P. Alberione resalta su papel como Mediadora universal de la gracia:” Ninguna riqueza mayor que Jesucristo puede darse a este mundo pobre y orgulloso. María dio al mundo la gracia en Jesucristo; continúa brindándolo a lo largo de los siglos: es mediadora universal de la gracia y en esta misión es también madre nuestra. El mundo necesita a Jesucristo, camino, verdad y vida. [María] lo da mediante los apóstoles y los apostolados. Ella los suscita, los forma, los asiste, los corona de frutos y de gloria en el cielo” (AD, Numeral 182).

María también asiste a los apóstoles en su misión, los forma para dar a Jesucristo Camino, Verdad y Vida, en el cumplimiento de esta misión es Madre y Maestra, todo el apostolado de la Familia Paulina esta encomendado a María Reina de los Apóstoles quien nos guía en cada paso para dar gloria a Dios y paz a los hombres.